Virgencita, gracias por estar en mi corazón

El nombre de la pulsera es la leyenda del reverso de la medalla.